Trabajar como suricatos

Periódico Segre. Sección Economía. Liderazgo

Se preguntaran porque hablar de suricatos en un espacio destinado al liderazgo, pero en el amplio concepto de liderar también se encuentra la capacidad de inspirar a equipos de personas y lograr que estas cooperen y colaboren para alcanzar un objetivo común. En este punto es donde entra en acción el suricato, este simpático mamífero africano de poco más de 700 gramos que me inspiró para este artículo, ya que es todo un ejemplo para llegar a entender lo que verdaderamente significa el trabajo en equipo.

Pude conocer más ampliamente de su comportamiento, algo lejos del personaje de “Timón” en la película del Rey león, gracias a una magistral clase sobre conducción de grupos en la que el profesor Cornejo, muy hábilmente nos explicó y mostró el excelente documental de la BBC de David Attenborough sobre la vida de estos animales.

La cooperación entre ellos es asombrosa, el paso de testigo del líder alcanzada la madurez a otros miembros del grupo transmitiendo experiencia y conocimiento, la estrategia contra los depredadores por el bien del propio grupo para garantizar así su seguridad y sostenibilidad, en definitiva, una forma inteligente de actuar en equipo y de saberse más potentes uniendo de forma organizada y estratégica todas sus fuerzas. Me maravilló observar como el grupo se cuidaba.

El mundo animal nos concede en muchas ocasiones valiosos ejemplos sobre cooperación. Les invito como curiosidad a indagar también sobre el vuelo de los gansos, encontrarán en él la acción en equipo para y por el bien del grupo.

El trabajo en equipo es básico para asegurar que las organizaciones perduren y alcancen sus logros. Resulta enormemente ventajoso compartir los conocimientos y las habilidades de un equipo de personas, dejando a un lado la cultura del individualismo, ya que está más que demostrado que los resultados finales de un equipo siempre son muy superiores a los individuales.

Trabajar en equipo implica confianza hacia el otro, flexibilidad y cierto grado de tolerancia, requiere respeto y de una comunicación fluida. Precisa de cierto grado de humildad para admitir que en un momento dado una propuesta no sea aceptada por el grupo.

En el trabajo en equipo es fundamental el papel del líder. Influenciar y seducir para convertir un grupo en un equipo comprometido con un proyecto o con la propia organización.  Generar entusiasmo, involucrar a las personas, dejar que fluyan las ideas, tener una actitud proactiva y positiva para transformar visiones en realidades.

Es reto de un líder conseguir que los equipos duren en el tiempo, para ello será necesario invertir en conocer a las personas. Un líder que conoce a su equipo, sabrá cómo conseguir que los miembros que han alcanzado la madurez profesional, transmitan su experiencia al resto y que las nuevas incorporaciones aporten novedad y frescura, todo para lograr equipos preparados y eficientes, aprovechando al máximo el talento.

El líder deberá acompañar al equipo y planificar aspectos igual de importantes como son el tiempo y el espacio, es decir, pensar en el lugar de reunión y el tiempo para llevar a cabo la tarea, así como dotar de herramientas que favorezcan la interacción entre los miembros.

El líder excelente sabe de la riqueza y de las sinergias que se generan en un equipo que se une con un objetivo común.

Como Walt Disney decía: “Puedes diseñar y crear, y construir el lugar más maravilloso del mundo, pero se necesita gente para hacer el sueño realidad”. 

Domingo, 6 de septiembre de 2015

Sra. Olga Serra Escarp

Directora de Enfermería y Calidad

Fundació Josep Finestres

Universidad de Barcelona

Colaboradora Académica del Máster en Dirección y Liderazgo Universidad de Lleida, UdL e Ingenio Escuela de Liderazgo.

Consultora de Ingenio, Escuela de Liderazgo

Categoria recerca: